Blog

Un paseo por nuestras reformas

reformas

Antes de mostraros nuestras reformas realizadas, os queremos asesorar si en este momento os planteáis realizar algún tipo de obra en vuestro hogar. Recordaros que una casa es un como un ente vivo que cambia con el paso del tiempo, evolucionando de la misma manera que evoluciona la familia que vive en ella. Las casas tienen que cambiar cubriendo las nuevas necesidades que van apareciendo con el transcurso de los años.

Lo primero es saber lo qué queremos hacer.

Puede parecer muy obvio pero el éxito de una reforma empieza teniendo claro lo que esperamos de ella: no es lo mismo pintar una estancia en concreto que toda la casa, reformar la cocina, reformar el baño o cambiar las ventanas.

Para lograr un éxito mayor, lo ideal es que en lugar de dividir las reformas en parciales o integrales las agruparemos en tres objetivos esenciales:

1.- Una renovación estética.

En este apartado nos centraríamos en la arquitectura y también el interiorismo. Podemos plantearnos cambiar la pintura, los alicatados, colocar papel vinilo, redistribuir los muebles, sustituir los sanitarios o la mámpara de la ducha, … Puede ser parcial si nos limitamos a una habitación o total si pintamos toda la casa, pero en cualquier caso son reformas sencillas y económicas, además de poco molestas. Un paso por encima tendríamos la sustitución de algunos elementos: ·renovar la casa sin hacer obras de gran envergadura…

2.- Un cambio funcional.

En el segundo nivel podemos agrupar las reformas que tienen como objetivo mejorar la distribución de nuestra casa y aquí entra de lleno la arquitectura: podemos tirar tabiques, moverlos, hacer armarios empotrados, estanterías de pladur, puertas correderas, cambios de altura con el falso techo, iluminación integrada… las posibilidades son infinitas. Normalmente buscaremos mejorar los espacios (por ejemplo dar más amplitud al salón) o sus características (con una nueva iluminación).

3.- Una mejora en el confort y la eficiencia energética.

Por último nos encontramos con reformas que buscan mejorar el confort y la eficiencia energética (ruido, temperatura, consumos, etc). Por ejemplo añadiendo aislamiento térmico, cambiando las ventanas, renovando las instalaciones de agua o electricidad, cambiando la calefacción…

Una vez tengas bien definido lo que quieras hacer, busca un técnico cualificado que te ayude a plasmar tu idea.

Otros pasos que tampoco debes dejar de lado son:

1.- Solicita al menos tres presupuestos diferentes. Es necesario que te desglosen claramente los precios, la calidad de los materiales…Así podrás decantarte por el que más se ajuste a tus necesidades y evitarás sorpresas posteriores.

2.- Desconfía del low-cost. Si los precios son bajos, y la empresa no te da signos de desconfianza, y dice que están bien, entonces revisa las calidades de lo ofertado.

3.- Firma un contrato de obra. Esta es la mejor manera de que quede constancia del encargo que haces, las condiciones pactadas, materiales elegidos, tiempo para desarrollarlo y forma de pago.

4.-¿Necesito una licencia de obras? La mayoría de veces no las necesitarás, ya que se trata de obras menores. Algunas reformas necesitan un proyecto firmado por un arquitecto. Son las que afectan a la estructura del edificio, a realizar modificaciones en fachadas, a las que alteren el volumen del inmueble o cambio de usos de una vivienda.

5.- Seguimiento de tu reforma. Has de tener conocimiento de cómo se va desarrollando, si se están cumpliendo los tiempos que habéis pactado y si todo se va desarrollando según lo previsto.

6.- Revisa el seguro del hogar de tu casa. Fíjate en las coberturas de tu seguro de hogar, para ver si se hacen cargo de los desperfectos que puedan aparecer.

7.- Informa a tus vecinos o a la comunidad de propietarios. Una obra en casa es siempre un incordio para los vecinos, porque no sólo van a convivir unas semanas con el ruido, sino también con el portal sucio, etc.., por lo que conviene que estén informados de antemano, para que lo asuman sin problemas.

8.- Guarda todas tus facturas. Te servirán para reclamar algún fallo que detectes posteriormente a consecuencia de las obras en tu casa.

Y como lo prometido es deuda,  AQUÍ os dejamos el link en dónde podréis ver algunas de nuestras reformas más destacadas. Seguro que no os decepcionarán.

Si por el contrario, lo que queréis es contratar una reforma con nuestra empresa os animamos a que os pongáis en contacto con nosotros, sin ningún compromiso.

¡Ahora es el momento de reformar!

 

 

 

Deja un comentario